Auguraculum

Un lugar para la adivinación

Vista lateral del 'Auguraculum'.

Auguraculum era el nombre con el que se conocía en Roma a los lugares donde se practicaba la adivinación y diversos rituales. En Complutum existió un edificio que cumplió con esta función y que se encontraba muy cerca del Foro.

Actualmente podemos ver en el parque arqueológico una reconstrucción de la fachada del Auguraculum. Los augures practicaban allí oficialmente la adivinación y, para ello, empleaban tanto la técnica augural (observación de señales y prodigios) como la auruspicina (examen de vísceras procedentes de sacrificios de animales).

El edificio fue construido en el siglo I d.C. y constaba de nueve estancias. Como la mayoría de los edificios de Complutum, sufrió pequeñas reformas entre los siglos III y V d.C. El ala que se conoce tiene una fachada porticada con tres vanos que dan a una de las calles principales.

El dato

En el ‘Auguraculum’ de Complutum se han documentado dos estancias con claras funciones rituales en las que se han encontrado depósitos de aves y enterramientos de niños recién nacidos en vasijas.

Ante la entrada principal, apareció una tegula o teja con una gran perforación central  con forma circular y que cumplía la función de crear efectos de iluminación. La luz, a una hora concreta del día, atravesaría el orificio de la teja iluminando una zona concreta de la fachada. Los trabajos arqueológicos han permitido avalar esta interpretación tras sacar a la luz parte de la decoración de esa fachada, presidida por la pintura de la diosa Tyché, cuyos atributos eran tutelar el destino y la fortuna de la comunidad.

Reconstrucción parcial del Auguraculum de Complutum.
Vista frontal del 'Auguraculum'

No te pierdas…

Complutum en movimiento

Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

La Complutum más curiosa

El culto a los Santos Niños a lo largo de la historia ha marcado en gran manera a la ciudad de Alcalá de Henares. Tanto es así, que Justo y Pastor, los niños mártires, son los patronos de la ciudad. El origen de su historia se remonta a la ciudad romana del siglo IV d.C., Complutum, y ha llegado hasta nosotros difundida por diferentes autores. Más información
La historia de Varia ha llegado hasta nosotros gracias a las labores arqueológicas realizadas en la Casa de los Grifos. El estudio pormenorizado de las pinturas recuperadas en esta domus hizo que los investigadores encontrasen un grafito con el nombre de Varia en una de las estancias de la casa, en concreto en la denominada U. Más información
Se ha podido constatar que en el año 350 d.C. se registró un terremoto en el yacimiento de La Magdalena, que provocó su abandono de forma repentina en el siglo IV. Según las investigaciones, el terremoto solo fue de ámbito local y dejó claras evidencias en el registro arqueológico del yacimiento y del entorno próximo, como muros basculados, plegados y desplazados, e incluso tumbas deformadas en la necrópolis. Más información
Aunque se desconoce su identidad, los arqueólogos han podido identificar en uno de los mosaicos recuperados en las primeras excavaciones de Complutum a uno de los primeros médicos de Madrid, un complutense. El personaje en cuestión aparece en el mosaico de Aquiles, perteneciente a una gran sala pavimentada del Mausoleo de Aquiles. Más información

Complutum en imágenes

Anterior
Siguiente
Slider

Etiquetas