Espartaco

Una de romanos

En los años 50 los productores de Hollywood llegaron a España atraídos por unos escenarios naturales donde podían replicar cualquier tipo de paisaje para sus superproducciones. Así, a finales del verano de 1959 desembarcaba en España el equipo del prestigioso Stanley Kubrick para rodar las escenas adicionales de su galardonada película Espartaco. Alcalá de Henares, Guadalajara, Colmenar Viejo y Madrid fueron algunas de las localizaciones elegidas para el rodaje de algunos de sus exteriores.

Kubrick, de la mano de Universal Pictures, se embarcó en el ambicioso proyecto de recrear la historia del esclavo tracio Espartaco, que se rebeló contra la República Romana en el siglo I a.C. en la Tercera Guerra Servil. La magia del cine hizo posible que la Puerta de Madrid de Alcalá de Henares, de estilo neoclásico y construida por Carlos III a finales del siglo XVIII, se convirtiera en la entrada triunfal de una ciudad romana del siglo I a.C. Las imágenes tuvieron que ser tratadas posteriormente, sustituyendo la torre de la Catedral Magistral por una transparencia de lo que debía ser la ciudad de Metapontum.

El dato

Espartaco fue una de las producciones de Hollywood más premiadas en 1960, con cuatro premios Oscar y cuatro Globos de Oro. En el 2017, fue considerada «cultural, histórica y estéticamente significativa» por la Biblioteca del Congreso de EEUU y seleccionada para su preservación en el National Film Registry.

Se contrató a cientos de figurantes y a soldados del ejército para la grabación de escenas con grandes masas de gente. Pero para desgracia de los alcalaínos, Kirk Douglas y Toni Curtis no estuvieron en la ciudad complutense, ya que su escena a caballo celebrando la victoria de los esclavos fue rodada en los estudios de Universal en California.
Alcalá de Henares ha sido el escenario de muchas películas, pero solo con Espartaco la ciudad consiguió rememorar su pasado romano.  

Cartel de la película 'Espartaco' rodada en Alcalá de Henares.
Cartel de la película

No te pierdas…

Complutum en movimiento

Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

La Complutum más curiosa

El culto a los Santos Niños a lo largo de la historia ha marcado en gran manera a la ciudad de Alcalá de Henares. Tanto es así, que Justo y Pastor, los niños mártires, son los patronos de la ciudad. El origen de su historia se remonta a la ciudad romana del siglo IV d.C., Complutum, y ha llegado hasta nosotros difundida por diferentes autores. Más información
La historia de Varia ha llegado hasta nosotros gracias a las labores arqueológicas realizadas en la Casa de los Grifos. El estudio pormenorizado de las pinturas recuperadas en esta domus hizo que los investigadores encontrasen un grafito con el nombre de Varia en una de las estancias de la casa, en concreto en la denominada U. Más información
Se ha podido constatar que en el año 350 d.C. se registró un terremoto en el yacimiento de La Magdalena, que provocó su abandono de forma repentina en el siglo IV. Según las investigaciones, el terremoto solo fue de ámbito local y dejó claras evidencias en el registro arqueológico del yacimiento y del entorno próximo, como muros basculados, plegados y desplazados, e incluso tumbas deformadas en la necrópolis. Más información
Aunque se desconoce su identidad, los arqueólogos han podido identificar en uno de los mosaicos recuperados en las primeras excavaciones de Complutum a uno de los primeros médicos de Madrid, un complutense. El personaje en cuestión aparece en el mosaico de Aquiles, perteneciente a una gran sala pavimentada del Mausoleo de Aquiles. Más información

Complutum en imágenes

Anterior
Siguiente
Slider

Etiquetas