Infraestructuras urbanas

Red de saneamiento

Red de Saneamiento

Las ciudades romanas solían instalarse siempre cerca de una fuente principal de agua, un río. La ciudad de Complutum se instaló en un lugar privilegiado, en una fértil llanura situada entre el río Henares y uno de sus afluentes, el Camarmilla. Además la zona contaba con diversos recursos hídricos, como fuentes y aguas subterráneas. 

Así, esta ciudad de nueva construcción, contaba con un moderno sistema de alcantarillado y de suministro de agua similar al de todas las ciudades del Imperio. Los trabajos arqueológicos han permitido diferenciar varios tipos de cloacas y colectores: unos que recogían las aguas de la ciudad y los edificios públicos y otros para los edificios privados o viviendas.

Cañería de desagüe de la Casa de los Grifos.
Colector de tejas en la Casa de los Grifos

Del sistema de saneamiento general se han documentado grandes cloacas con estructura abovedada que eran las que asimilan el mayor caudal de agua, como por ejemplo el de las termas. Sin embargo, las viviendas privadas contaban con un sistema más sencillo de evacuación, unas tuberías de tejas de cerámica que aún son visibles en  La Casa de los Grifos y en las casas de Marte y el Atrio. Todas las cloacas de la ciudad desembocaban finalmente en el río Henares, que actuaba como un gran colector. 

Cloacas de la ciudad de Complutum.

Abastecimiento de aguas

Complutum fue una ciudad fuertemente relacionada con las aguas y con sus cultos, hecho constatado por la existencia de las fuentes del Juncal y la Salud que debieron ser auténticos ninfeos. El abastecimiento de agua para la ciudad de Complutum se realizaba a partir de una red de pozos y fuentes que se encontraban instalados en las casas, pórticos y plazas. Se conoce la existencia de pozos en la mayoría de los pórticos de cada manzana y en muchas de las viviendas, como la de los Grifos, Marte y Leda. El suministro de agua por medio de conducciones solo se ha detectado en dos puntos de la ciudad, en las instalaciones termales.

Pozo del peristilo de la Casa de los Grifos.
Pozo de la Casa de los Grifos

No te pierdas…

Complutum en movimiento

Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

La Complutum más curiosa

El culto a los Santos Niños a lo largo de la historia ha marcado en gran manera a la ciudad de Alcalá de Henares. Tanto es así, que Justo y Pastor, los niños mártires, son los patronos de la ciudad. El origen de su historia se remonta a la ciudad romana del siglo IV d.C., Complutum, y ha llegado hasta nosotros difundida por diferentes autores. Más información
La historia de Varia ha llegado hasta nosotros gracias a las labores arqueológicas realizadas en la Casa de los Grifos. El estudio pormenorizado de las pinturas recuperadas en esta domus hizo que los investigadores encontrasen un grafito con el nombre de Varia en una de las estancias de la casa, en concreto en la denominada U. Más información
Se ha podido constatar que en el año 350 d.C. se registró un terremoto en el yacimiento de La Magdalena, que provocó su abandono de forma repentina en el siglo IV. Según las investigaciones, el terremoto solo fue de ámbito local y dejó claras evidencias en el registro arqueológico del yacimiento y del entorno próximo, como muros basculados, plegados y desplazados, e incluso tumbas deformadas en la necrópolis. Más información
Aunque se desconoce su identidad, los arqueólogos han podido identificar en uno de los mosaicos recuperados en las primeras excavaciones de Complutum a uno de los primeros médicos de Madrid, un complutense. El personaje en cuestión aparece en el mosaico de Aquiles, perteneciente a una gran sala pavimentada del Mausoleo de Aquiles. Más información

Complutum en imágenes

Anterior
Siguiente
Slider

Etiquetas