Jardines orientales

Pelícanos y un 'lujo' oriental

La sociedad hispana incorporó el gusto romano por el arte de la jardinería tanto en espacios públicos como privados. Este gusto había sido heredado a su vez de la cultura griega y las influencias orientales, y es que cuando Roma se convirtió en una gran urbe se impuso la idea de llevar parte del campo a la ciudad. Se construyeron jardines en las casas y las villas e incluso jardines públicos en torno a los templos. En las viviendas se instalaron jardines en torno al peristilo y también en el exterior. El gusto por la naturaleza en época romana ha quedado constatado por el hallazgo de magníficos jardines de trazado geométrico decorados con esculturas, fuentes y pequeñas construcciones como cenadores en ciudades como Pompeya.

Reconstrucción virtual del jardín de la Casa de Hippolytus.
Recreación de los jardines orientales de la Casa de Hippolytus

En Complutum encontramos un ejemplo de este tipo de jardines en la Casa de Hippolytus, donde ha sido posible documentar su arquitectura, su fauna y su flora. Se encontraba en la fachada oriental del edificio y se prolongaba hacia el sur hasta encontrarse con el mausoleo de los Anios.

La arquitectura vinculada al jardín consistía en un paseo de tierra batida flanqueado por dos filas de exedras semicirculares que hacían la función de bancos corridos construidos en tapial y revestidos de pintura o mármol. Sobre ellas se levantaba una celosía que soportaba unos toldos de lona. También se han documentado una fuente o estanque y podios para sostener elementos decorativos como columnas o cráteras (grandes vasijas de cerámica).

El dato

Los análisis faunísticos han desvelado la existencia de varias mascotas: palomas y sobre todo pelícanos, animales traídos del Mediterráneo Oriental.

previous arrow
next arrow
Slider

Los análisis de semillas, pólenes y fitolitos han permitido reconstruir las especies botánicas existentes en el jardín, siendo parte vegetación autóctona (pinos, encinas y robles) y parte vegetación de tipo oriental importada (cedros, jazmines, tilos y palmitos). Esta colección botánica se ha traducido como la mayor muestra de refinamiento cultural documentada en la España romana.

No te pierdas…

Complutum en movimiento

Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
Play
previous arrow
next arrow
PlayPause
Slider

La Complutum más curiosa

El culto a los Santos Niños a lo largo de la historia ha marcado en gran manera a la ciudad de Alcalá de Henares. Tanto es así, que Justo y Pastor, los niños mártires, son los patronos de la ciudad. El origen de su historia se remonta a la ciudad romana del siglo IV d.C., Complutum, y ha llegado hasta nosotros difundida por diferentes autores. Más información
La historia de Varia ha llegado hasta nosotros gracias a las labores arqueológicas realizadas en la Casa de los Grifos. El estudio pormenorizado de las pinturas recuperadas en esta domus hizo que los investigadores encontrasen un grafito con el nombre de Varia en una de las estancias de la casa, en concreto en la denominada U. Más información
Se ha podido constatar que en el año 350 d.C. se registró un terremoto en el yacimiento de La Magdalena, que provocó su abandono de forma repentina en el siglo IV. Según las investigaciones, el terremoto solo fue de ámbito local y dejó claras evidencias en el registro arqueológico del yacimiento y del entorno próximo, como muros basculados, plegados y desplazados, e incluso tumbas deformadas en la necrópolis. Más información
Aunque se desconoce su identidad, los arqueólogos han podido identificar en uno de los mosaicos recuperados en las primeras excavaciones de Complutum a uno de los primeros médicos de Madrid, un complutense. El personaje en cuestión aparece en el mosaico de Aquiles, perteneciente a una gran sala pavimentada del Mausoleo de Aquiles. Más información

Complutum en imágenes

Anterior
Siguiente
Slider

Etiquetas