El alcalde de Roma visita en Alcalá de Henares la ciudad romana de Complutum

El primer edil de Alcalá ha recibido al alcalde de Roma, Ignazio Marino, que ha querido conocer la ciudad romana de Complutum
Restos de las Termas en el Yacimiento Arqueológico de Complutum.
Restos de las Termas en el Yacimiento Arqueológico de Complutum.

Marino ha estado en Madrid para participar en un desayuno informativo y a primera hora de la tarde, justo antes de regresar a la capital italiana, ha llegado a la ciudad complutense para visitar el antiguo Foro monumental de la ciudad romana de Complutum.

En una visita a la que también ha asistido Pietro Sebastiani, embajador de Italia en Madrid, Marino y sus acompañantes han admirado el trabajo de excavación y recuperación que se realiza desde hace años y que permite contemplar restos de edificaciones como la fachada monumental, calles e infraestructuras hidráulicas, el Paredón del Milagro (fachada Norte de la Curia y la Basílica), la Basílica civil, el mercado o las termas.

La visita a la Ciudad Romana de Complutum-La Regio II y el Foro se puede realizar de martes a domingo (de octubre a abril, de 10 a 14 horas y de 16 a 18 horas; de mayo a septiembre varía el horario de tarde: de 17 a 20 horas; www.turismoalcala.es ).

Complutum, que alcanzó una extensión de más de 50 hectáreas, se encontraba rodeada de ríos y fértiles llanuras, situándose junto a la vía que unía Augusta Emérita con Caesaragusuta, lo que la convirtió en una de las ciudades más importantes de la Península Ibérica.

No solo el Foro es visitable. En las inmediaciones se ubica la Casa de Hippolytus (acceso desde la Avenida de Madrid). El edificio, construido entre los siglos III y IV d.C, formaba parte de una gran finca situada en los suburbios de la ciudad de Complutum, y estaba rodeado de amplios jardines y de un mausoleo dedicado a la memoria de la familia de los Anios. En realidad era sede de un Colegio de Jóvenes donde se cumplía una función lúdica y formativa de estas agrupaciones refinadas de la nobleza urbana. En su interior, acondicionado para la vista, podemos contemplar perfectamente conservado el mosaico de los peces.